jueves, 13 de junio de 2013

EL CAMINANTE

Lo siguiente es un escrito que se me ocurrió ayer, pero lo cierto es que ni pensando 100 años podría indagar a fondo en todo lo que representa la soledad, es demasiado compleja. Alguien me dijo una paradoja muy cierta: “¿Cómo es posible que alguien pueda estar solo en un planeta con sobrepoblación?”  Piénsenlo, se que saben la respuesta. La soledad es demasiado subjetiva por un hecho simple: Igual que los miedos y los sueños, literalmente, no forman parte de la realidad. Es tan solo una parte de nosotros y cada quien decide cuán grande es. En fin, no hablare mas de eso, es un mundo de ideologías, asi que espero les guste esta narración de un solitario caminante:

Voy en silencio por el mundo, soy el caminante, a veces me detengo y estoy tentado a parar. He estado tentado en varias ocasiones a amar. Pero a lo largo del camino, cada vez es más difícil encontrar a alguien especial, pues todos somos mundos diferentes, y aunque encontremos alguno muy parecido al nuestro, al final una ideología diferente culmina en una separación. Es difícil sentirse acompañado teniendo un corazón tan solo.
Sigo mi camino, a veces cantando, a veces rimando, a veces ambos, hoy me dio por pensar lo siguiente:

“Soledad, reina en tiempos de maldad
mira el dolor en la sociedad
tal cual, el mundo a pedazos se cae, ya no hay serenidad…
Sin amor, este mundo perece
tal parece que murió cuando él “te amo” dejo de ser un sentimiento
expresado a solo palabras,
cuando un beso paso a ser cosa de trampas.
Un día soñé que podría conquistarte
sin embargo se quedo en sueño el poder amarte
en estos tiempos oscuros la realidad,
simplemente es mi triste soledad...”

Sigo mi camino. Hay quien dice que llegamos al mundo solos y así partimos; solos. Podemos ver a la soledad de muchas formas diferentes, podeis tener amigos, familia, mascotas. Pero considero que si no tienes amor y alguien con quien compartir tu vida, la soledad se siente más arraigada en el pecho, podeis pasarte el día conociendo gente, pero es por las noches cuando te das cuenta que no hay nadie a tu lado. Es tan triste y a la vez tan sereno, sin nadie que te moleste pero sin nadie que te ame.


Y yo sigo caminando… ¿Solo? Tal vez, aunque siempre con mi eterna amiga, no imagino un presente sin ella.  Su nombre ya lo he mencionado: Soledad. 

1 comentario:

  1. Excelente intermedio, me gustaron tus rimas :)

    ResponderEliminar